Ciclocross, ¿La nueva bici de ciudad?

Para comenzar a hablar de la ciclocross es necesario entender dónde y para qué nació, para eso nos remontaremos a principios del Siglo XX en Europa, en donde los ciclistas debían sortear distintos tipos de terrenos no pavimentados y obstáculos incluso llevando al ciclista a bajarse de la bicicleta para así poder avanzar en la carrera.

Isaac Suarez, Corredor de Ciclocross

Si queremos entender cómo funciona una ciclocross y cuáles son sus ventajas sobre otras bicicletas de ciudad, primero tenemos que saber sus características, las cuales mencionaremos a continuación:

  • Al ser una bicicleta en la que puede alcanzar altas velocidades usa un manubrio similar al de ruta, pero con un ángulo de abertura mayor en los extremos para mejorar la estabilidad y permitir tomar distintas posiciones de manejo.
  • El marco es ligero, similar al de una bici de ruta pero más resistente que esta última, razón por lo cual su tubo inferior que va de la caja de motor a la pipa de dirección es más ancho, como también el despeje del suelo es mucho mayor para evitar pegar con rocas y ángulos demasiado cerrado de zanjas o cunetas. Otra característica del marco es que el cableado de frenos y transmisión es interno, así se evita que se atasquen con el lodo y en el caso de tener que transportar la bici en el hombro es mucho más cómodo.
  • Las ruedas de la ciclocross deben ser más anchas (entre 700c x 30mm – 33mm) que las de las ruteras y las Singlespeed, ya que están pensadas para mejorar la tracción sobre tierra y suelos resbaladizos, así como también deben ser más resistentes para sortear estas mismas rutas.
  • Antiguamente los frenos que se usaban en las ciclocross eran los cantiléver y sus cables pasaban por sobre el tubo horizontal, pero en la actualidad los más usados son los frenos de disco, ya que tienen mejor desempeño con el barro y se fatigan menos las manos al frenar.
  • Las bicicletas ciclocross tienen transmisiones similares a una bici de montaña, debido a las condiciones de terrenos para las que están hechas.
Bicicleta Ciclocross con ruedas DRWL

Las ventajas que pueda tener en la ciudad es que al ser una bici más resistente, se adapta mejor al mal estado de las calles y el asfalto, proporcionando un confort y estabilidad que la rutera no puede.

Por otro lado entrega características similares a una MTB pero sin dejar de lado la velocidad ni obligarte a llevar un manubrio demasiado ancho y una posición de manejo erguida.

Bicicleta Ciclocross Giant TCX SL2 2020

En conclusión, la ciclocross, como ya ha pasado en los últimos años en nuestra ciudad, se está posicionando como una de los tipos de bicis favoritas por su versatilidad al poder resistir mejor las calles con hoyos, las manchas de aceite, la tierra suelta y otros obstáculos presentes y entregar a su vez la rapidez, maniobrabilidad y bajo peso necesario para desplazarse a diario.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

WhatsApp chat